Busca lo que quieras con Google

Facilita tu busqueda de descargas, videos, tutoriales, secretos de internet y tecnologia con Google
Google

Videos Youtube(cargan cada 30 seg.)

Loading...

lunes, mayo 07, 2007

Diseñadores Kamikaze

The image “http://adartestudio.com/01_FOLIO3_13.jpg” cannot be displayed, because it contains errors.
Esta es una recopilación de datos en mi experiencia cotidiana de decisiones de creativos,
clientes y diseñadores, que producen frustración, cansancio y confusión en el momento de diseñar.

Diseñadores Kamikaze

Algunos diseñadores somos masoquistas, nos gusta azotarnos una y otra vez cometiendo los
mismos errores de todos los días hasta que la mente nos sangre.
Hay errores tan estúpidos como frecuentes como olvidar salvar y el sistema se cae,
olvidar un detalle tonto como lo es donde lo guardaste en los miles de archivos que tienes,etc.

Sin embargo aunque son frustrantes, estas no son decisiones, son malos hábitos y errores
que se cometen con frecuencia. Las decisiones son métodos con los cuales trabajamos en
el momento de crear el concepto y la idea, sumergiéndonos día con día en la desesperación
de no tener una buena idea cuando se aproxima el tiempo de entrega.

1. Hacer las preguntas correctas:
No hacer la preguntas correctas al cliente que nos permita a nosotros tener toda la información
para crear el trabajo. Hacer preguntas en
una ciencia. En lo personal me incomoda trabajar sin tener toda la información pertinente, está
información incluye logotipos, productos, servicios, webpage, e-mail, dirección, teléfono, fax,
dirección, disclaimer, etc. Las preguntas deben ser precisas, conocer
a quién va dirigido, colores, formas, gustos, etc.

2. El cliente no siempre tiene la razón:
No darle gusto al cliente, muchas veces el cliente tiene ideas mezcladas y cuando se plasma
en la realidad uno se enfrenta a un espantoso diseño. Uno deber aterrizar las ideas del cliente
al momento de trabajarlas.

3. El cliente nunca sabe lo que quiere:
Saber lo que realmente quiere, uno se topa con personas que no saben lo que quieren, esos
son los peores porque nunca toman una decisión y cuando lo hacen no siempre es la correcta,
y hacen que tu divagues en el diseño.

4. Papel y bolígrafo en mano:
Apuntar todo hasta el más mínimo detalle, no dejar nada a la memoria, puede que lo que consideras
una tontería te ayude a crear un concepto de otro mundo.

5. Vamos a la guerra:
Ir preparado, tener un sondeo de lo que quiere el cliente, saber sobre su mercado, tener algo que
decir que solamente aja y aja, tener frases celebres en tu repertorio, saber sobre su competencia,
sobre sus intereses personales y profesionales.

6. Ser un fisgón:
Poner suma atención a los detalles de su oficina, tal vez encuentres algo que te ayude en tu diseño.

Muchos diseñadores trabajan en publicitarias, estudios o en cualquier otro lugar donde necesiten un diseñador.

7. Conocer a tus jefes:
Muchos diseñadores trabajan para otros, y es necesario conocer los gustos de nuestro jefe inmediato,
sus tendencias gráficas y las tendencias del cliente.

8. Todo es posible:
Nunca puedes decir que no puedes porque no lo verán con buenos ojos, pensarán que no quieres
y eres un insubordinado, pero debes siempre aclarar tus límites (no mucho para que no te crean que
contrataron a uno que no sabe nada) como diseñador y también tu opinión sobre el trabajo aunque
sepas que no la tomarán en cuenta. Sino lo haces te dirán porque no lo dijiste.

9. Aprende de ti mismo:
Si conoces tus limitaciones y sabes con que trabajas mejor, reparte el trabajo de acuerdo a tu potencial
y capacidad creativa. Y busca pulir tus deficiencias.

10. El cáncer del éxito:
Cuando lo éxitos se nos suben a la cabeza olvidamos como llegamos a ser los número uno y
comenzamos a ser altivos y soberbios, ganándonos enemigos en vez de aliados para la guerra.
Y creemos saberlo todo, cuando nos estrellamos despertamos de la ebriedad de nuestro éxito.

11. Saber lo que quieres:
Es necesario tener bien claro lo que quieres y no cambiar de idea a cada 3 segundos,
eso proyecta inseguridad, al final has hecho todo pero no tienes nada.

12. No ser necio:
Si la idea no te funciona entonces trabaja con otra, puede que al trabajar con la otra se te ocurra
como terminar la primera.

13. Flujo de trabajo:
Se me estaba olvidando, cuando trabajamos en un ritmo, y este se interrumpe por X o Y razón podemos
producir un bajon en nuestra productividad y perder la inspiración en nuestra trabajo. Es bueno evitar interrupciones
y no permitir que los demás detengan el trabajo de nuestras neuronas con proyectos sin prioridad maxima.


14. Punto final:
Tu sabes en donde trabajas y has desarrollado tu propio sistema, los consejos muchas veces no
serán aplicables dependiendo del lugar donde se trabaja; por ello adapta mis consejos a tus necesidades
para sacarle el mejor provecho a mi experiencia.

Hay mucho más que se podría decir, pero no quiero hacer los 14 mandamientos del diseñador. Solo recuerda:

Los Kamikaze eran los pilotos japoneses que estrellaban sus aviones como misiles en contra de los aliados
porque el avión era su ultimo recurso para hacer daño al enemigo.

DISEÑADORES NO SEAMOS KAMIKAZE!

Carlos Chen
Director de arte y desarrollo de adartestudio.com

No hay comentarios.:

Vende y compra: fotos, videos y animaciones

View My Portfolio

Directorios y Ranking